Juegos de palabras que se pierdan en la traducción de un anuncio de embarazo

En el juego de palabras, el riesgo de malentendidos es doble. Entre más amplio el sentido literal, más estrecha la posibilidad de bromear. Los posibles resultados esperados de una broma de palabras:

1.) Mirada en blanco: no entendió el chiste, y ​​ahora te sientes obligado a explicarlo y que pierdan aún más su interés

2.) Gemido: sí entendió el chiste, pero ahora piensa que eres menos gracioso que antes

3.) Guiño, sonrisa de lado, risita, leve carcajada: sí entendió el chiste, lo apreció y ya está tramando su próximo juego de palabras para poner a prueba tu propio ingenio

Fíjese que incluso el mejor resultado no es una risota completa. Contar este tipo de chiste no llevará su público a golpear las rodillas, pisotear con los pies ni limpiar los ojos de lágrimas de alegría. A mí me gusta expresar mi alegría en exceso para sobre compensar todo el reconocimiento perdido que seguramente el bromista ha sufrido en el transcurso de sus años humorísticos. Normalmente tengo una personalidad reservada en reuniones públicas, pero su intento de hacer un juego de palabras provocará una gran explosión de risa en mí… incluso si soy la única en reírse en toda la sala. Luego se cerrará de golpe la mandíbula agitada y se retirará la tortuga en relativo silencio hasta que se le ocurra otra ingeniosa ocurrencia. Que vivan los ñoños que dominan el poder de la palabra.

Ahora bien, imagínese los obstáculos al traducir un juego lingüístico. El doble sentido con el doble de público por idioma tiene la mitad de posibilidades de ser entendido, mucho menos apreciado. A menudo un juego de palabras se basa en el significado literal de una palabra o frase que regularmente se interpreta en un sentido figurado. La traducción literal pone bajo la lupa a tres palabras y hace la vista gorda al resto de la oración. Es presa fácil para el fracaso y una mala traducción. Para la traducción, una regla general es no traducir literalmente, palabra por palabra, sino tener en cuenta las pistas contextuales y traducir en función del sentido general del documento. El contexto es el rey en la traducción.

Los juegos de palabras, los eufemismos, la jerga y los chistes son algunas de las cosas más difíciles de traducir. Sí gimo, pero nunca me río, a una frase idiomática mal traducida. El chiste se perdió en el traductor, y ojalá que ese traductor haya perdido su trabajo. La clave está en encontrar un equivalente culturalmente apropiado.

Por ejemplo, en inglés, cuando llueve duro, solemos decir “it’s raining cats and dogs“. La mala traducción literal en español sería “están lloviendo gatos y perros”, mientras que una expresión común en español es “está lloviendo a cántaros”. Esto podría volver a traducirse incorrectamente al inglés como “it’s raining pitchers“, en lugar del dicho más familiar de “it’s pouring buckets outside“, que en español sería como decir “están derramando los baldes afuera”.

¿Más claro que el agua? Pues, por ser más confuso y mostrar el lado humorístico que heredé, mi padre solía preguntarnos más bien ¿más claro que el lodo? Sin saber si la respuesta correcta debía ser un sí o un no, dejábamos escapar una risita para satisfacerlo.

Aunque yo sabía todo esto de antemano, no pude resistir la tentación de usar expresiones idiomáticas en inglés, y después luchar con la traducción al español,  para anunciar hace poco mi embarazo a nuestras familias biculturales.

Dado que mi pareja y yo trabajamos en el sector del café (el desde el campo con los productores, y yo en el campo de traducción de los documentos de los proyectos), el tema era obvio. Para hacer nuestro anuncio, íbamos a “derramar los granos” (el dicho en inglés es “to spill the beans“). Literalmente, abrimos una bolsa de café y derramamos los granos tostados sobre la mesa. Sobre la mesa de café, para ser más precisos.

IMG_8265Para un angloparlante, es bastante fácil de entender que teníamos un secreto para revelar con la frase en inglés, “to spill the beans” (“estamos derramando los frijoles”), aprovechando que “bean” funciona igual para “frijol” como “grano de café”. Pero en español, se perdió el juego de palabras para el café y tuvimos que simplificarlo al bastante aburridor “tenemos algo que contar”. La frase idiomática equivalente en Colombia para “tenemos noticias” es “tenemos una chiva”.  Literalmente, se traduce horriblemente al inglés como “tenemos una cabra”…en lugar de un feto humano. ¡Ay no!

IMG_8264La segunda imagen en nuestro anuncio fotográfico fue de una tetera en la estufa al lado de una prensa francesa. En inglés jugamos con la palabra “brewing“, que sirve tanto para preparar el café como para significar todo lo que se está desarrollando, en el proceso de preparación, esperando en el horizonte: una idea, una tormenta, una revolución, una gestación. El paralelo entre el calor y la cocina se evidencia en otros eufemismos del embarazo en inglés, como “un bollo en el horno” o simplemente “horneando”. Para agregar suspenso y llevar a la tercera y última foto, agregamos “Brewing and ready in…”. Ahora, el verbo “to brew” se aplica en español estrictamente a la preparación de una bebida, por lo que hubiéramos tenido que dejarlo muy específico al café, “preparando el café y listo en …” y así perder la doble connotación. Así que eliminamos “el café” y esperamos que la tercera imagen aclarara las cosas.

IMG_8267Cualquier cliente de la cadena de café Starbucks sabe que pedir una taza alta, grande o regular sigue una medida poco definida, o más bien particular a esta empresa. Los estadounidenses beben el café generalmente en porciones extra grandes. Se requieren tres pocillos colombianos apilados para alcanzar una taza de café estadounidense. Un pocillo de Café de Colombia (¡Bebé!) pareció miniatura puesto en medio de dos termos imponentes de café (¡Mamá y Papá! Obvio, ¿no?). La fecha esperada de abril / abril 2018 lo dejó muy en claro, o al menos eso pensamos.

Lección aprendida: Hay que decirlo sin rodeos. Hay que ir al grano, no usar el grano como un símbolo idiomático. O si no, estar preparado para deletrearlo veinte minutos después a su suegra desconcertada. Una vez que ella estalló con entendimiento, sus lágrimas de alegría borraron todos mis errores lingüísticos.

Advertisements

Building bridges, not walls, over troubled waters through translation

As walls are erected between countries, translation builds bridges between cultures.

As human migrations are stymied, translation lifts linguistic barriers to ease the flow of communication.

As tensions rise with cultural misunderstandings, translation breaks down language boundaries to find common ground.

****

Whether you speak with an Andalusian or Argentinian accent, it is all Spanish.

Whether you are Colombian, Mexican, or Canadian, we are all Americans.

Whether you live in the east or west, south or north of the globe, we are all humans.

********************************************************************

p1080770
Author crossing river in Quindío, Colombia. La autora cruzando un río en Quindío, Colombia.

Mientras que se erigen muros entre los países, la traducción construye puentes entre las culturas.

Mientras que se obstaculizan las migraciones humanas, la traducción levanta las barreras lingüísticas para facilitar el flujo de la comunicación.

Mientras que aumentan las tensiones con malentendidos culturales, la traducción traspasa las fronteras del idioma para encontrar terreno común.

****

Ya sea que usted hable con acento andaluz o argentino, todo es español.

Ya sea que usted sea colombiano, mexicano o canadiense, todos somos americanos.

Ya sea que usted viva en el este u oeste, sur o norte del globo, todos somos seres humanos.

Quitarse el (s)(c)(z)ombrero por Hispanic Heritage Month

Con danzas y disfraces, con comida y fiesta, y sobre todo con orgullo los latinos en los Estados Unidos celebran este mes Hispanic Heritage Month.

Entre la diversidad de orígenes nacionales, de razas y raíces que se extienden desde Big Sur hasta el Cono Sur, con diferentes sabores y colores, hay una cosa que unifica a todas las personas hispanas: el español.

No importa si en la calle hablan jerga chicana o chilena, si beben chicha o cerveza, si se juntan dos latinos se pueden comunicar en el castellano.

Para que se entiendan, el idioma tiene unas reglas gramaticales. En algún momento, todos tenían que ponerse de acuerdo si esa cosa redonda sobre la cabeza hay que llamarla “sombrero”, “combrero” o “zombrero”. Así el (s)(c)(z)ombrerero sabrá cómo deletrear el letrero para su tienda.

sombrero-mexicosombrero-panamasombrero-voltiao-colombia

Jamás comprarías un “combrero” en promoción (y mucho menos en “promosión”) si todo el mundo ya lo llamaba un “sombrero”. Con tal ortografía, ¿como sería la calidad de su producto? Obviamente el artesano no se fija en las detalles. Con un sombrero fino, los detalles son todo, y del mismo modo con las palabras.

Cambiar la C por la S cambia todo el sentido y lleva a malentendidos. Sin estructura y ortografía universalmente aceptada, habrá caos en el idioma.

La Real Academia Española resuelve las discusiones sobre nuevas palabras y cual versión es aceptable. Es una fuente de referencia para dudas, pero la mayoría de nosotros no pasamos el tiempo con la nariz metida en un diccionario. Estamos por fuera, dando paseos, comprando, comiendo, visitando lugares de interés. O navegando el web, leyendo las noticias, chateando en línea, surfeando sitios de comercio.

Aquí se pone en peligro la lengua. Aquí se pierde la educación.

Para poder escribir bien, hay que leer cosas bien escritas. Bien sea por ignorancia, por baja escolaridad, por flojera, o por la prisa de publicar, muchos latinoamericanos no escriben bien el español. Cuando leen una comunicación mal escrita muchas veces, en muchos sitios públicos, y más si es por instituciones respetadas por el pueblo, como la iglesia, empiezan a creer que el error realmente es la forma correcta de escribir esa palabra.

Un aviso mal escrito hace un deservicio a la sociedad, atrasando la educación, enseñando equivocaciones.

Por eso los escritores dudosos tienen a su disposición los diccionarios, los publicistas, los correctores de estilo e incluso los artistas que corrigen tatuajes equivocados.

Cada cual es libre para expresarse de su manera, pero mejor si por lo menos sigue la ortografía usada por las masas. Gracias (no “grasias”) a este tatuador, el tatuaje “libre exprecion” fue corregido a “libre expresión”.

Volviendo a los errores más comunes en el comercio, les muestro unos ejemplos recientes donde vivo en Texas que tratan de confundirse C – S  – Z.

presio/precio

“baja de presio”

Me toca adivinar: ¿faltó la n? ¿baja de presión? Oh, el costo es reducido. Bueno, una venta ayuda a tener un cliente feliz, lo que quizá ayuda con su presión de sangre.

Corrección: precio

ofresco/ofrezco

“ofresco mis servicios como chofer”

Me toca adivinar: ¿faltó un espacio? Oh, fresco. Mis servicios como chofer te llevan a donde tienes que ir. Todo bien, tranquilo.

Corrección: ofrezco

has/haz

“Llama has una cita”

Me toca adivinar: El uso de Spanglish, la combinación de español (Span-) e inglés (-glish) agrega otra capa de confusión (no “confución”). Con las primeras dos palabras en inglés y las últimas en español, puede ser mal interpretado como “The llama has a date…with the camel” en vez de “Call and make an appointment” (English) o “Llama, haz una cita” (Spanish).

Corrección: haz

La forma imperativa del verbo “hacer”. Como el hazmerreír.

asen/hacen

“si saben de algo me lo asen saber”

Corrección: hacen

Viene del verbo “hacer”. Como, “Los alumnos hacen un esfuerzo por aprender el idioma”.

azar/asar

“fajita marinada para azar”

Me toca adivinar: ¿Es una rifa? ¿Van a vender fajitas al zar de Rusia? ¿O es solo para el señor (no “ceñir”) Azar?

Corrección: asar

Cocinar sobre fuego, como en una barbacoa, donde es común tomar cerveza (no “servesa”).

Espero que mientras celebren Hispanic Heritage Month, tomen el tiempo para fijarse en los detalles de lo que escriban: la letra C, S o Z, la tilde, la coma. Y que tomen inspiración y absorban la redacción correcta de los grandes escritores latinoamericanos. Leer es el consejo de la campaña Dallas Reads.

En honor a la independencia de México, acabo de leer El Laberinto de la Soledad por Octavio Paz. Lo devolví a la biblioteca y presté Rayuela por Julio Cortázar, el argentino quien siempre viene recomendado por los viajeros que conozco. Así, desde Big Sur hasta Cono Sur, celebro los escritores que hacen relucir el castellano.

Guardando objetos y botando palabras

Los objetos aparecen en nuestras vidas cuando más los necesitamos. Me di cuenta de esto mientras buscaba las cosas para amoblar nuestra nueva casa, en un nuevo país. Lección # 1 fue que hay que dejar que las cosas fluyan de su vida cuando ya no les puedes dar uso (o empacarlas en tus maletas para un trasteo a una tierra lejana). La mentalidad de acaparamiento aparentemente bloquea la aparición mágica de los artículos necesarios.

En aras de la sostenibilidad y la frugalidad, he estado yendo a las ventas de garaje y tiendas de segunda mano que son tan comunes en los Estados Unidos, la tierra de la abundancia material, pero tan ausentes en Colombia, donde se comparte más con los miembros de la familia.

Enredando la escritura en redes sociales

También he descubierto que, desde la última vez que estuve en los Estados Unidos hace una década, Facebook ha desplazado a Craigslist para las compras virtuales de artículos usados.

Craigslist requiere una verificación por correo electrónico. “¿Seguro que esto se ve bien? ¡Es su última oportunidad para hacer cambios antes de publicar!”

Facebook te permite publicar inmediatamente. “No piense más. ¡Dele clic en enviar ya!”

Así que las personas han dejado de pensar y simplemente publican. O tal vez piensan que están publicando en español apropiado, y sinceramente no saben cómo escribir mejor. ¿A qué echaremos la culpa?

¿El declive en normas de redacción?

¿El aumento en el uso de teléfonos inteligentes?

¿La dependencia de las funciones de autocorrección?

¿La baja calidad de la educación pública?

¿El ritmo acelerado de la vida en el 2016?

¿La actitud perezosa al digitar de “Seguramente ellos entenderán”?

rezpeto a la educasion
Crédito: http://desmotivaciones.es/4239913/Ver-el-en-el-tuenti-de-un-cani

Subiendo los fotos y bajando a la educación primaria

Hay que parar este ataque digital contra el español correcto porque:

a.) Duele la cabeza tener que descifrar todas las iteraciones posibles de errores ortográficos para averiguar lo que estás vendiendo. Una publicación mal escrita no aparecerá en los resultados de búsqueda por palabra clave. Sin una foto adjunta, no tendríamos ni idea de lo que está a la venta. No volvamos a los niveles de educación primaria con libros de puros dibujitos.

b.) Difunde la mala educación. Cada vez que ves algo escrito de la forma equivocada,  refuerza esa ortografía incorrecta en su cerebro, hasta que finalmente lo has visto mal deletreado tantas veces que imaginas que está bien escrito.

Basta ya con las quejas aburridas y deprimentes. ¡Ya viene la diversión (a costo de los malentendidos)! Espero que estos errores de ortografía te den razón para reír… y de consultar el diccionario de aquí en adelante.

La granja de las letras: B de burro y V de vaca

A diferencia del inglés, en español se escribe como se dice. Fácil, ¿cierto? Pero suele pasar que la C suena como el S. No basta con decir C, sino C de casa. De igual forma con los gemelos rebeldes de B de burro y V de vaca.

La H a veces habla, pero hay veces que se queda muda. La ele se duplica en LL y se complica con la Y, también conocida como la I griega, para no confundirla con la G.

Mira como se enredó la cosa. Estoy aquí para desenredar letras, quitar comas, agregar puntos finales…o suspensivos.

Trataré las letras en parejas (C/S, B/V, LL/Y) en el siguiente post en este blog. Te dejo con un adelanto de otras problemitas que he visto en las redes sociales, sobre todo los grupos de compra y venta en Facebook.

N  vs. M + V vs. B

“buena musica buen anviente”

Me toca adivinar: ¿Quiere decir adviento? ¿Es una fiesta de navidad? ¿Quizá aviente? ¿Ofrece un aventón con buen sistema de sonido en su carro?

Corrección: Buena música, buen ambiente.

Tildes + Uso de mayúscula + Espacio entre letras

“dedicada Alá enseñanza y formación”

Me toca adivinar: ¿Es un grupo educativo musulmán?

Corrección: Dedicada a la enseñanza y formación. (de futból, no de lenguaje)

Puedo hacer una revisión sencilla de la ortografía y puntuación, o una edición más profunda para sugerir una mejor redacción y estructura. Envíame un correo electrónico o un mensaje a través del formulario de contacto.

Que los objetos valorados fluyan dentro y fuera de sus vidas cuando más necesitan adquirir o liberarlos, y que todas sus publicaciones de venta sean fácilmente comprensibles.

Traducción del post original en inglés a español por Carrie Cifuentes, autora y traductora de Tinto Tinta Translations.

 

400 años de solidaridad, 100 años de soledad

No se dice Día de la Lengua

Por más que sea sinónimo con idioma

Y que parezca obvio su relación con lenguaje

Para no dar excusa de celebrar con besos al azar a algún idiota.

Desde España a Colombia

Llevan los diversos hispanohablantes

400 años de solidaridad

Desde la muerte del gran escritor Miguel de Cervantes Saavedra

100 años de soledad

Y apenas un año con la ausencia del gran escritor Gabriel García Márquez.

Ojalá que

Nunca se nos quite la mancha de las locuras de Don Quijote de la Mancha

Siempre nos sumerjamos en la magia de nuestra realidad.

¡Qué viva la palabra!

¡Feliz Día del Idioma!